PERU - TRAVEL to PERU and HOTEL in PERU - TOURS in PERU - MACHU PICCHU - CUSCO

ENJOY PERU
AGENCIA DE VIAJES
TOUR OPERATOR

CHILCA, EL BARRO PROMETIDO - Primera Parte

PERU

por
Enjoy Perú
Viajes y Turismo

  Andares - Enjoy Peru

Página Principal

ANDARES

CHILCA, EL BARRO PROMETIDO

Texto y fotos: José Alva S.

Una visita a este balneario all sur de Lima para probar de sus lagunas medicinales y de sus dulces higos.


Esta era una nueva salida que implicaba algo más que la búsqueda de la salud en medio del barro. Era la infantil necesidad de darse un regocijante baño de lodo sin ningún tipo de inhibiciones, complejos y ante la mirada de todo el mundo. Y Chilca, por fortuna, nos dio esa oportunidad.
Totalmente adultos -creo- viajamos hacia este distrito de la provincia de Cañete, ubicado en el kilómetro 64 de la Panamericana Sur, pues teníamos en mente conocer un lugar donde miles de personas acuden todo el año para bañarse en sus sorprendentes lagunas. Según sus estadísticas, el número de visitantes llegaría a 300 mil, casi un cerro de barro.
A sólo cuarenta minutos de Lima. -si es que el chofer de la línea de transportes está de buen humor- nos recibe un clima cálido y festivo, pues están en plenas celebraciones del XII Festival del Higo. En medio de su Plaza de Armas, donde se halla también su colonial Iglesia Matriz, se han levantado una Feria Agropecuaria Artesanal, donde se halla lo más dulce de su producción, sus célebres higos, en sus más variadas presentaciones: almibarados, mermeladas, en vino, vinagre y, obviamente, al natural. En otros stands pudimos observar artesanía en madera, sombreros de paja, además de piscos y vinos de excelente calidad.
Allí también hallamos un texto en el que nos daban a conocer la toponimia de Chilca. La versión más aceptada es que este nombre proviene de Chillca (hombre prudente y valeroso en la lengua de los yungas), como llamaban a su jerarca de la zona, guerrero y alto dignatario. Ya sabíamos algo más.
A pesar de este ambiente festivo, este lugar no pierde su tranquilidad pueblerina, donde sus 20 mil habitantes, incluidos los anexos de Papa León XIII, Olof Palme, 15 de Enero, Virgen del Carmen, Las Salinas y El Progreso, están orgullosos de sus lagunas medicinales, las que se encuentran en el balnerario de Las Salinas, a sólo cinco minutos al sur de la ciudad de Chilca.
Como en otros lugares del Perú, los mototaxis se han hecho imprescindibles para trasladarse de un lugar a otro. Por eso, emprendimos viaje hasta sus lagunas, las niñas de los ojos de Chilca.
Allí es un ir y venir constante. Todos en ropas de baño, sombrillas coloridas, pieles desnudas al sol y a la brisa marina, letreros de hospedajes, restaurantes a su vez con pizarras anunciando carapulcra, tamales, chicharrones, sopaseca, delicias de delicias.
Diversos alojamientos y restaurantes se levantan al lado de estas filtraciones de agua con la finalidad de brindar un buen servicio a los miles de visitantes que llegan hasta aquí. Uno puede encontrar menúes ecónómicos, una buena porción de suculento chicharrón, un cómodo cuarto y por supuesto, un buen chapuzón en cualquiera de las lagunas.