PERU - TRAVEL to PERU and HOTEL in PERU - TOURS in PERU - MACHU PICCHU - CUSCO

ENJOY PERU
AGENCIA DE VIAJES
TOUR OPERATOR

LA RUTA DEL LIBERTADOR

PERU

por
Enjoy Perú
Viajes y Turismo

  Andares - Enjoy Peru

Página Principal

ANDARES

LA RUTA DEL LIBERTADOR - Segunda Parte

Cogimos nuevamente un auto y nos dirigimos a conocer la famosa campiña de Huacho, específicamente hasta el distrito de Santa María.
De la intensa actividad de la ciudad nos trasladamos hacia la bucólica tranquilidad del campo, donde antiguas casonas levantadas con adobones de barro y carrizo albergan a gente sencilla y trabajadora que no pierde en ningún momento el sentido del humor, y la secreta sazón de la famosa Sopa Huachana, elaborada con diversos tipos de carne, Desde su Mirador, donde se encuentra una Cruz de Caminante y una antigua capilla, uno puede darse una idea de la fertilidad de esta parte del valle.
Aunque no lo crean, a la Campiña se le debe que Huacho sea conocida a nivel nacional a causa de sus curanderos que son reconocidos y admirados (también temidos) por propios y extraños. Helena Castro, directora de la estupenda revista "Los Especiales de Huacho" y asesora de la Cámara Provincíal de Turismo-Huaura, afirma que existen curanderos de los más acertados y que son requeridos por gente de todas parte del Perú para curar sus males.
Pero Santa María nos tenía guardada otra sorpresa. Se trataba de la Laguna Encantada, un estupendo lugar cuyo diámetro alcanza unos cinco kilómetros, lugar obligado para los veraneantes y aquellos que desean escapar del actividad citadina. A media hora de Huacho nos internamos entre dunas y campos de cultivo de Pampas de Animas, hasta llegar a una hondonada y encontrar esta joya que relucía ante nuestros ojos al caer la tarde. No había absolutamente nadie, sólo un par de botes descansado de su labor dominical y unos patos silvestres que aprovechaban la tranquilidad para pasearse a su antojo. Este universo líquido era totamente nuestro por unos instantes.
Luego de alejarnos a regañadientes del lugar volvimos hasta la Panamericana Norte y enfilamos primero a Huacho para visitar el Gran Hotel La Villa, uno de los mejores de esta zona, donde hallamos un pequeño zoológico y las comodidades que toda la familia espera.
Luego de un reparador descando, partimos hacia la histórica Huaura, En el camino hicimos una pequeña escala en el Mirador Azul, en el distrito de Hualmay: una casa-huerto de principios de siglo, propiedad de la Familia Serpa, lugar obligado para fa tertulia, la música y el intercambio de ideas ligadas con el arte. Lo pudimos comprobar al ingresar en uno de sus ambientes, cuyas paredes de barro se encuentran cubiertas de fotografías, cuadros y recuerdos de sus visitantes como Chabuca Granda, Los Panchos, Jesús Vásquez, entre otros.
En el centro de la casa, el huerto con enredaderas enmarañadas ocultan pintorescas bancas y mesitas en las que más de un romance dio inicio... o comenzó a languidecer. Pero su denominación proviene justamente de un mirador que ocupa toda la parte oeste de la propiedad. Desde allí se observa el mar, el Cerro Centinela y la verde campiña que casi llega a bañarse en sus aguas. Una impresionante vista que es requerida por todos sus visitantes al caer el sol . Pero el periplo continuaba, así que cogimos notas y cámara fotográfica y enfilamos hasta Huaura, donde por sobre toda edificación reina el famoso balcón y su sonoro campanario, Ingresamos en el interior de esta casona que en noviembre de 1820 era presa de febril actividad, pues don José de San Martín la había escogido para lanzar sus arengas y grito libertario.
Recorrimos la habitación del generalísimo, un ambiente donde sus maderos transmiten historia, Allí aún se conserva el oscuro escritorio del militar argentino, y tras una puerta el balcón y tras el blacón, Huaura.
Pero a pesar de la importancia de este edificio, pudimos darnos cuenta de que sus ambientes no han sido aprovechados. Incluso se podría convertir el Centro Cultural de la zona, pero parece que no existen recursos ni tampoco interés, salvo algunos tercos defensores de la historia, que aún mantienen la esperanza de que este inmueble se convierta más adelante en el más importante centro histórico-cultural del Norte Chico.
Al día siguiente la ruta sería hacia Sayán, ubicado en la "sierra" de Huacho, y finalmente recorrer los 65 kilómetros restantes hasta Churín, famoso balnerario ubicado en la provincia de Oyón, conocido por sus baños medicinales.
Justamente, a propósito de esta ruta, el alcalde provincial Guillermo Agüero Reeves nos informó que existe el proyecto de unir Huacho-Oyón-Huanúco-Pucallpa como un corredor de penetración hacia la selva, e incluso unirse con el hermano país de Brasil a través de su carretera transoceánica que llega hasta la ciudad de Cruzeiro Do Su¡ y ésta con la vía que la conecta con el Océano Atlántico. Es decir, dos cuencas -la del Pacífico y la del Atlántico- unidas a través de una sola carretera con los importantes beneficios para nuestros países.
"Desde hace mucho tiempo tengo la convicción de que este corredor será la gran cuenca del siglo XXI, por la ingente riqueza polimetálica, agropecuaria y turística y las proyecciones bilaterales del Perú y Brasil hacia la conquista de los mercados regionales y la cuenca del Pacífico", nos manifestó el alcalde Aguero, y nosotros creemos que efectivamente es así.