PERU - TRAVEL to PERU and HOTEL in PERU - TOURS in PERU - MACHU PICCHU - CUSCO

ENJOY PERU
AGENCIA DE VIAJES
TOUR OPERATOR

LO NUEVO
EN
ENJOY PERU

por
Enjoy Perú
Viajes y Turismo

  Lo nuevo en Enjoy Peru
REGRESAR A LO NUEVO DE ENJOY PERU... Peru Travel

Cumbemayo

Cumbemayo es el nombre actual del complejo arqueológico situado entre los cerros Cumbe, Consejo, Yanacaga y Majoma, en la región Cajamarca. El complejo, descubierto por Ernesto de la Puente en 1937 y puesto en valor por Julio C. Tello el mismo año, se considera como una de las más notables obras hidráulicas del área andina, cuya característica principal es derivar las aguas de la vertiente del Pacífico a la del Atlántico.

Cumbemayo, que en quechua lugareño significa "Río Fino", es una obra que puede fecharse en el primer milenio ac, se compone de tres grupos monumentales: un acueducto, un santuario y varios abrigos con grabados; así como de un Bosque de Piedras, con caprichosas y originales formas.

La zona se caracteriza por un clima con una estación seca que va de mayo a octubre, en la que abundan los días cálidos y soleados y otra lluviosa entre noviembre y abril. Además, en la zona se pueden encontrar los famosos bosques de rocas o frailones, el santuario, y el acueducto, una de las más importantes obras de ingeniería hidráulica de la América precolombina.

Bosque de piedras Cumbemayo:
Cumbemayo cuenta con un impresionante paisaje de bosque de piedras, que permite al turista, gracias a su imaginación, observar diferentes figuras o formas. Llegamos siguiendo una carretera afirmada que asciende por la falda del cerro Cumbe. El lugar está enmarcado por un raro y pintoresco paisaje que incluye un bellísimo bosque de piedras.

El Acueducto:
Cumbemayo es un extraño paraje de la Cordillera del Cumbe, que posee impresionantes formaciones rocosas fantasmales y un misticismo agradable. Es un canal abierto de roca volcánica con una longitud total de 9 km. Cumbemayo incluye un canal y diversos elementos líticos, situado a 20 km al suroeste de la ciudad de Cajamarca y a 3.000 msnm.

Su finalidad fue recolectar las aguas de los riachuelos que bajan de los cerros Majoma, Yanacaga, Consejo, Frailones y Cumbe, situados en la divisoria continental, para luego conducirlas hasta la población de Cajamarca, donde eran almacenadas en un gran reservorio, para ser repartidas a diversos terrenos de cultivo ubicados a gran altura.

Todo esto es una obra muy prolija y de trazado admirable. Cabe señalar que en algunos lugares de Cumbemayo el canal se ha labrado en roca viva, trazados y figuras geométricas, y en otros cruza las quebradas con puentes.

Las dimensiones de los tramos de los acueductos en la roca varían entre 35 y 50 cm de ancho, y 30 y 65 cm de profundidad. Lo maravilloso de ello es que en casi toda su extensión presenta un acabado perfecto y original, siendo lo más sorprendente la práctica de grecas y ángulos rectos hechos con el objeto de disminuir la velocidad de las aguas y a la vez evitar la erosión del terreno; además, en sus paredes se encuentran numerosos atractivos petroglifos, de los que se desconoce su función y significado.

Cumbemayo tiene la capacidad de manejar las aguas para hacer fértiles las tierras, ese ha sido el principal fundamento de la antigua civilización peruana; sin ella el Perú sería un páramo estéril e inhabitable, como Egipto sin los canales del Nilo. Cumbemayo es la huella misteriosa de quienes supieron administrar el agua tan bien desde el principio.

Cabe mencionar que junto al acueducto hay un adoratorio con petroglifos, irónicamente bien diseñados, pero sin el trazo definido y profundo de Chavín, pero su similitud es asombrosa.

También se puede apreciar que el segundo tramo del acueducto tiene una extensión de 2.600 m de largo y se extiende desde el término del canal cortado en roca hasta alcanzar el abra en la divisoria continental, a unos 3.500 msnm.

Finalmente, el tercer tramo tiene una longitud de 5.660 m y desciende por la quebrada de San Vicente hasta llegar al lugar denominado Agua Tapada, donde mediante un canal perfectamente elaborado en roca atraviesa el camino entre el Cumbe y Cajamarca, llegando a un reservorio cuyas dimensiones son de 25 x 35 m, el mismo que se que se ubica al pie del cerro de Santa Apolonia, a unos 500 m aproximadamente al suroeste del antiguo colegio San Ramón. En la actualidad parte del canal ha sido deteriorado por el paso del tiempo.

El Santuario:
Es una roca que tiene la apariencia de una cabeza gigantesca, la cual ha sido excavada para formar una gruta, cuya planta de forma circular mide 2,50 m de diámetro, a la cual se desciende mediante cinco gradas semicirculares talladas en la base misma de la roca. Las paredes de este recinto están grabadas con motivos confusos y sugestivos; se trata de figuras en bajo relieve, cruces, cuadrados, signos octagonales, escalonados, espirales, curvas e infinidad de combinaciones. En las paredes se encuentran igualmente talladas hornacinas de forma cuadrangular.

Las Cuevas o Abrigos:
Las paredes de las cuevas o abrigos presentan motivos grabados que en su trazo y complejidad recuerdan a los grabados del acueducto; en su estilo no tienen trazos decididos y rotundos del estilo clásico Chapín. Según Julio César Tello, se trata de conjuntos recargados de figuras y líneas muy poco definidas, aunque se pueden identificar motivos felinos y antropomorfos poco entendibles.

Como manifestaciones complementarias a estos tres grupos encontramos una singular y llamativa "mesa redonda" en forma de cono trunco, labrada en roca volcánica de 3 m de diámetro por 1,12 de alto para sacrificios; y varias escaleras talladas en roca, a veces con peldaños asimétricos que parecen corresponder a altares ceremoniales o lugares de sacrificio.

Últimos hallazgos:
De acuerdo con las últimas investigaciones realizadas en el segundo periodo de los años 90 por el arqueólogo Alfredo Narváez, en compañía de tres investigadores más, se encontraron evidencias de lo que fuera una especie de reservorio, además de herramientas líticas.

Al parecer, este reservorio servía para el acopio de las aguas que bajaban de los cerros. Según apreciaciones de los arqueólogos, aparentemente este hallazgo pudo ser el principal Santuario de Cumbemayo.

Para evitar el deterioro del mencionado descubrimiento, el lugar fue cubierto para protegerlo hasta que haya una fuente de financiamiento para que continúen las investigaciones en la zona.